Entradas populares

jueves, 7 de julio de 2016

Entre ola y ola...

Dónde estamos? Dentro de un kaos profundo, dudo que no haya un ser en la tierra que no perciba lo enrarecido de la atmósfera que reina en estos momentos.
El otro día confirmé que estoy creando una reacción física ante la palabra "elecciones"... La reacción es de enfado sumo y en el rosotro se manifiesta en fruncida de ceño integral y vertical. 

No creo ni veo solución para parar la inercia en la que está envuelto lo político. Una inercia inconsciente que aboga por el poder de sus miembros, tomando al pueblo cómo peones para seguir jugando a mantener sus privilegios. Cada vez que se representa la pantomima del voto, me pongo mala, ojo y no importa, que la lucidez que da la ira, es de las emociones que pueden llevar directamente a la lucidez, ya que ves orgánicamente lo que ocurre dentro, o fuera, porque también está en el colectivo y eso deja con el ala tocada.

Un ala que como reconoce el dolor de ser manipulada, decide no dar bola, o crédito a todo aquello repugnante,  que se manifieste sin vergüenza, y sin remedio. ¿Para qué hay que crear resistencia, si está claro que cómo pueblo no lo conseguimos? Ellos y nosotros no somos uno, somos dos universos distintos, obligados a entendernos, nada más, nada menos. Pero aunque pese el tema pasará... y no en un suspiro o en un abrir y cerrar de ojos. El sistema creado ha de ser sustituido por otro más eficaz, y más simple, (lo requiere el tiempo), para esto primero se ha de romper, y esto si que podemos ver que está pasando. Así que tendremos que o comernos la "ola", o bucear y dejar que pase por encima! Personal mente me inclino a hacer lo segundo, que cuando te comes la ola, es como centrifugarte dentro de la lavadora y sales perdida de arena, con los pelos de punta, el bañador missing y demás efectos secundarios... ufffffffffffff, queremos calma y solo llega a ratos.
Publicar un comentario