Entradas populares

jueves, 9 de abril de 2015

Una entrada de diario...

Ya ha pasado la Semana Santa, con sus imágenes, que este año casi ni he visto, con su viernes santo en casa y charlando con Jose, amigo que va digiriendo a pedazos que tiene un problema en su interior que resolver... tiene un algo adverso en su persona, tan adverso como sus virtudes, que lo conozco hace años. Jose ha asumido que tiene que tomar psicofármacos y que se ha de ocupar de él mismo 100 %, le ha dejado su compañera por insoportable, cosa que también entiendo y respeto. Fue una conversación seria y comprometida, puedo comprender el dolor del padecimiento mental, que es o puede ser parecido a "la corona de espinas". Le dí ánimos y acabé dándole la enhorabuena por descubrir, aunque sea de esta manera, que tiene que hacer algo para profundizar en lo que le ocurre con su ánimo y su carácter. Antes ya le pasaban cosas, según él desde niño, pero no se le habían manifestado a modo de obsesión aguda y enfermiza, así que después de aconsejarle que sea Él el que lleve su proceso tanto en fármacos cómo con los médicos y decirle que Sophie se ha ido porque es libre de aguantarle o no, nos despedimos con cariño. Ay el amigo Jose!, puede que de los más sinceros que he tenido, o tengo porque hay que ponerle límites a lo que no lo tiene.

Sábado, comida con los 15 que somos de familia, faltaba el primo, pero los hijos de la madre con sus familias y yo sin ella, sí que estábamos. Lo pasamos bien, las comidas largas y fuera de casa se agradecen... ambiente distendido dónde importa más el estar que el ser. Esto me ha costado integrarlo, pero en ello estamos. 

Domingo de Pascua, acompaño a los hermanos y sobrinos a la Iglesia de san Agustín. No frecuento templos, aunque reconozco que me han gustado mucho, mucho, pero cómo no comulgo con los curas y ahora sino hay misa cierran las iglesias, no entro ni queriendo. Bueno, me quedo atrás con los sobris pequeños, los que no se sientan. Miro para arriba y veo una paloma callejera en el alero interno y me la imagino por un segundo volando por encima de las cabezas de los sentados o levantados o arrodillados. La paloma no lo hace, una lastima hubiera estado bien. Cómo en esa iglesia guardan los pasos, también entran turistas. Entra un grupo de 3 mayores y 5 niños , uno con pelo largo, y  dan la vuelta al paso todos hablando alto o comentando sus impresiones sobre el santo Sepulcro, cómo estábamos al final ese es el que teníamos a nuestra izquierda..., en esto que salen y el del pelo largo, que era el "raro" del grupo, coge y levanta codo y puño haciendo el gesto de dar un puñetazo delante de la cara de mi sobrina de 7 años. La sobrina se queda muda, me mira y me dice ----tía, que me pega, que me iba a pegar--- pues si sobrina, te has librao de un pelo... y la cosa siguió animada y animándose.

Lunes, otra comida juntos y más gente. Cómo los de Pamplona celebran la semana de pascua nos hemos ido viendo, hasta hoy que les he despedido y  que nos hemos reunidos las tres mujeres que nos vamos a ocupar de las actividades para niños de infantil y de primaria en el ya conseguido local de Puentes. Intención: (enseñarles a aprender, o desaprender desde la creatividad usando; los elementos de la naturaleza, los sentidos y la atención ). Personalmente, tengo ganas de volver a enseñar a un grupo, el idioma niño lo manejo y ellos lo saben. Es un trabajo intenso y muy dinámico, así que ya puedo ir preparándome para aguantar los dos meses de verano.

El tema de trabajar en la farmacia Estrany de Barcelona, también está encauzado, poco a poco salimos de este largo invierno, el tono es tranquilo, prudente y consciente de que hay que ponerle ganas y empeño al tema trabajo y calle. 
Publicar un comentario