Entradas populares

jueves, 13 de noviembre de 2014

miradas

 La misma mirada perdida
La misma necesidad de expresar con letras lo contemplado desde un lugar del cerebro silencioso, sin juicio, desde la quietud e inquietud, porque desde ahí viajas por los tiempos pasados presentes futuros. Se percibe la vida desde una perspectiva calificada de "andrógina", y si andrógino es acceder al conocimiento humano desde la abstracción o concentración de la fuerza interna y propia de la mente, si es eso,,, acepto que tengo parte de ese potencial en mi. Nada que ver con las atribuciones sexistas que califican a la mujer que escribe como mujer "marimacho", esto puede hasta ofender,,, si tiene que ver con que desde ese centro cerebral,  importan bastante poco las formas asignadas a los hombres o a las mujeres. Puedes usar un término neutro común a ambos, esto es lo más genial de lo que hasta ahora voy experimentado y lo más marginal, porque sigue sin ser bien visto por tantos seres....que siguen poniendo y esforzándose en delimitar lo masculino y lo femenino desde su forma y no desde su fondo. ....  Virginia Woolf, y este artículo me han hecho pararme a pensar sobre esta rara 

postura del cerebro y sobre una palabra que ignoraba "androgino" Virginia, porque te tocó la V victoriana o victoriosa, tu mirada quieta por mirar el alma del mundo desde la represión,,, la mía en versión coyote, es la mirada quieta por negación y por tanto estado de choque, así que seguimos parecidas, querida amiga. Cicatrices por un tubo...por ser independientes o por no depender de lo que le mueve a otros. Dicen de tu mala salud, por subir y bajar el ánimo,,, dicen de mi mala salud por ver diferente o por tener excesos de claridad yyy oscuridad...No es mala ni buena salud, es cansancio existencial. Estar en el puente de la conciencia, es una acrobacia que nos exige una disciplina que pocos entienden. En fin, coyote contento con las redes sociales, porque al menos así encuentra parientes y se lo pasa bien... 
Publicar un comentario