Entradas populares

domingo, 10 de agosto de 2014

Una iniciativa( femenina) que consiguió parar una guerra de "ayer", para una re-flexión de hoy!!!!






Lisístrata
Aristófanes


Resumen

Lisístrata, es una mujer ateniense, que harta ya de no ver a su marido, pues este esta siempre en guerras, decide reunir a un grupo de mujeres, de diferentes partes de Grecia. Lisístrata les plantea, que tras mucho cavilar, ha llegado a la solución, de como acabar con la guerra del Peloponeso, y así poder ver a sus maridos; esto es nada más y nada menos, que la abstención sexual. En un primer momento las mujeres se escandalizan, pero tras el paso del tiempo las mujeres aceptan, y pactan un juramento por el que se comprometían a excitar a sus maridos pero no practicar el sexo. Cada mujer se encarga de propagar el juramento por toda su ciudad, así ningún hombre podría satisfacer sus deseos sexuales.
Las mujeres toman la Acrópolis ateniense, donde se encuentra el dinero de la ciudad, así no podría ser usado con fines militares. El coro de ancianos intenta echar a las mujeres de la Acrópolis, manteniendo una lucha verbal, entre los dos coros. Llega un comisario con arqueros, para intentar echar a las mujeres, pero ni aún así lo consiguen. La lucha verbal, pasa a corporal. Algunas mujeres, intentar dejarlo, pues no soportan más, pero Lisístrata las convence para que vuelvan a su puesto, en la Acrópolis.
Los hombres de toda Grecia, andan quejándose pues tienen “inflamada la ingle”.


Finalmente, desde Esparta, vienen unos embajadores para firmar la paz con Atenas, pues el deseo sexual es tan grande, que puede hasta con la guerra. Así cada hombre se va con su mujer, ellas felices por el fin de la guerra, y ellos felices por el apetito sexual.


Particularmente, me parece muy interesante esta historia de una Grecia sabia. Lo femenino, si no alimenta o nutre a lo masculino... (ni casa, ni comida, ni cama, ni hogar) consigue parar las luchas, guerras de poder o por poder, qué apartan, descolocan, destruyen la paz y el orden natural de las cosas. Eso sí, " lo femenino" , que está en hombres y mujeres,  ha de insistir y resistir la no penetración del espíritu de guerra, conflicto o idea bélica... , asociada a lo masculino, que también está, en hombre y mujer...  en su esencia,  interior!!!! 
Publicar un comentario