Entradas populares

domingo, 22 de junio de 2014

Los perfiles y su historia.

De los 30 años y un día atando cabos


Esta foto es el perfil, que hicimos, mi amigo "Jordi Pujol" y yo a principios de los 91.

Estábamos en un piso compartido por la zona Alta de Barcelona... yo ya tenía mi primer trabajo en una editorial universitaria, llevaba los derechos de autor de libros extranjeros y fui testigo presencial de lo que era la censura intelectual en aquellos años...y en todos, porque lo bueno, se cuela y sale en otro tiempo... o por otro lado.  Para mi beneficio, entré en contacto con lo más "new eage" de editoriales como Harvard, Cambridge, La scuola  etc, y otras más extravagantes como "Pace Press"y los californianos. De todo lo que pedía para traducir no se publicaba ni uno!!! pero los de arriba y yo, la de abajo, los teníamos entre las manos y entre los ojos.

El trabajo era interesante, pero ganaba muy poco y encima me hicieron fija a la primera, por lo que me sentí apretada entre tantos dinosaurios y cerebros exprimidos y oprimidos.

A nivel afectivo... dejé a un extraño novio que opositaba a notarío.. Esta relación la mantuve por una promesa... no dejarle hasta que aprobara  y no aprobaba, así que cuando ya estaba hartita  de soportar sus neuras (le gustaba que le diera golpecitos en la cabeza, como a los perros, cuando hacía algo bien,,,) le dije que no me gustaba romper promesas, pero tampoco me gustaba tener un novio <código> por ley... y, raro. El estuvo de acuerdo. Me confesó que no podía soportar el tener una compañera sin título (académico) y sin coche, y lo más cruel, sin padre. Esto último fue de lo más duro que ha entrado por mis oídos... ¡Qué asco de gente!. Segundo novio con forma,,, off. El primero estudiaba Ingeniero de caminos y le dejé, el día en que me dijo, que yo tenía que "anularme" para darle vida a él!!!!  Le contesté que si fuera un Gahndi, a lo mejor lo haría, y además un Gahandi...no pediría a nadie semejante cosa absurda !!! Uff y era de los progres socialistas de la época ochentera, de los que proclamaban a los 8 vientos que "Dios había muerto", y que le echaron de su colegio mayor por meter a Fernando Sabater a dar charlas en un colegio de monjas... Ay con el Chema de las narices (así le llamaban mis amigas), cómo nos llegamos a querer intelectualmente, y a no comprender amorosa-mente...

Jordi, amigo y compañero de fatigas domésticas, fue el primer hombre con el que compartí mi interior... Él, una tarde de sábado cualquiera... me sacó de la habitación y me colocó de esta manera y de muchas más ya que fue una tarde de fotos completa.

Libros, telas, plantas, pitillo en la derecha y rosario en la mano izquierda. Pasaron meses y nuestra amistad creció. El vio (mi interno destino), yo vi su excepcional talento exterior.

Jordi, fotógrafo inicial, estudiante de periodismo, y practicante de king boxer... se fue como ayudante de un  fotógrafo del diari Avuí, a la antigua Yugoslavía la primavera del 92.

Una noche nos llamó. Nos contó cómo nada era lo que nosotros veíamos al día siguiente en los diarios y en la tv. Nos dijo, que estaba bien, pero el terror de la calle y de la censura mediática le estaba confundiendo mucho.

---- le comenté que por fin me había animado a probar otro novio...sabía que esto le iba a alegrar ,,, en un marco tan duro cómo en el que estaba, ( este , era de Nantes y acababa de ganar la oposición para tocar la viola en la orquesta del liceo)... Jordi, se rió y me dijo... Begoña, ya hablaremos cuando vuelva, que de tus novios, no me fío un pelo.  Antes quiero conocerlo,,,,-  Sonrío, hay amigos que son guardianes y él era amigo fiel.

Colgué el teléfono y me quedé profundamente seria. No estaba en un lugar de recreo y yo al haber tenido un accidente de tráfico a los 15, y al haber visto lo que es explotar a toda tú familia en un cuarto de segundo,  al haber visto a 1 de los 4 chicos del coche que se empotró, sin piernas, ni brazos. el ver que mi padre, no lo aguantó y murió en el acto... por todo esto sabía por empatía lo que era la violencia. También sabía lo que era volver a perder a otro ser querido, por otro accidente.  Cuando tenía, 23, mi, tío Arturo ( 38 años ) se despeñó por el puerto de Piqueras el 24-12-1987. Silencio e inquietud profunda toda la noche. Dejé la carrera de derecho (me faltaban todavía asignaturas por aprobar y aborrecía esa facultad) y volví a tomar una decisión... si era verdad que había reencarnaciones, en ese momento quise que esta fuera la última para mi. Otra decisión extra-vagante, lo sé, porque ya pasó.

Al día siguiente. Nos llamaron. Jordi, ya no estaba. Le había matado una bomba. Con 2(0) y pocos años y por haber querido presenciar lo que era una guerra.

El dolor fue inmenso. La única imagen que se acerca a lo que sentí entonces,  era esa de la Virgen Dolorosa con el corazón de plata atravesado por espadas... El vacío, la incomprensión, la sacudida, el horror, las preguntas sin respuestas, los destinos predestinados y los silencios cerebrales agudizados hasta el punto de... dejar el piso y el barrio alto. Dejar el trabajo en la editorial y los trajes de chaqueta. Dejar de preguntarme de qué voy a vivir si sabía que la creatividad era la señora de mi casa. Así que meses después,  me matriculé en una escuela de Arte Dramático de la corriente de Stanislavsky y a rodar... por Barcelona. Ese año, creo recordar que me cambié 5 veces de piso!!!! ¡¡¡¡¡Cómo una no va a ser Meta Física después de tanto accidente y hombre accidentado!!!!!  Me caían las experiencias de kao+++++tao,,,, por activa y por pasiva. Sin quererlo. Recordemos que esta es la esencia de un accidente. No se quiere, ni se prevee, ni se nada. Simple-mente pasa.es.está.se consuma.te consume.te re-afirma la sorpresa (en/// durante) el impacto y te con-firma todo en nada. En décimas de segundos, estás en otro tiempo. Con otro cuerpo y en otro espacio de tú médula espinal. Latigazo, en el físico-mental-psíquico,  más allá de lo común a la gente de mi época. El "dios de dios", del Adefesio de Alberti, configurado a fuego en mi interior.


A partir de este golpe, ya no quise parar mi deseo interno. Tampoco quise seguir mintiéndome. El vértigo que me dio entrar en la escuela de teatro, fue exactamente proporcional a la alegría de aquellos años. Al contrario del cemento de la facultad de derecho, cuando pisé el suelo de la escuela, sabía que iba a ser muy feliz. Y lo fui.  Encontré un trabajo en una galería de arte (basura) y trabajaba para estudiar y pagar mi vida en Barcelona. Empecé a hacer maravillas con el dinero, y curioso, llegaba a todo. 3 años buenos en dónde cambió el rumbo de mi energía. En clase, era de lo más espontanea, arriesgada y muy, pero que muy experimental. LIBRE, por fin para expresar y sólo con mi cuerpo... los miles de registros que ya tenía acumulado dentro. Mi mejor trabajo, ser una Amanda Wingfield  auténtica, en un zoo de Cristal genuino. Mi peor trabajo... ser la Julieta del balcón. Ni bola! ,,, no veía al Romeo ni imaginándomelo en mis mejores sueños... Drama sí, tragedia dada por sabida, improvisación también, vísceras, de vez en cuando,,,,,,,, humor, provocación, perversión,,, pero el amor de los 15 años!!!!! eso me fue imposible. A los 15 años, casi 16, en vez de andar enamorándome, andaba con "el Eclesiastes" a cuestas, aprendiendo a vivir y a A mar el sentido de la vida incomprensible por cruel, y supe, puede que demasiado joven,  que eso que llamamos vida estaba plagada de "vanidad(es)", o directamente hiciera lo que hiciera, al final me daría cuenta de que todo iba a ser en vano.  Cómo Julieta,  era el trabajo de final de carrera, no insistí y me quedé sin título otra vez!!!  Los Romeos, y los romances,  se me atragantan.  Sonrío,,, no toco el tema todavía.

A nivel profesional, tenía relevo, porque en las clases de cuerpo había descubierto, con el profe, un bailarín... un método de auto-conocimiento a través del movimiento que me enamoró... y seguí mi investigación por ahí. Trabajaba mano a mano con un diseñador (con nombre ) y negociaba trabajo con tiempo libre para hacer talleres y pasar tres años más de estudio e investigación. Esta vez incluía viajes a Austria y a Suiza. ¿Qué quería?   limpiar mi SNC. ¿Cómo? , con unas dosis de lo llamado conciencia de memorias, bloqueos y demás miserias acumuladas en el cuerpo, (la mente, un órgano más) y no digeridas, por supuesto. También fueron años intensos, fuertes y comprometidos con la salud y la energía de la vida. Casi más bonitos que los del teatro. Otro ciclo de vida. En el año 3, que para mí era el 4. Trabajamos la historia personal, para dejar de tenerla fijada, o para verla desde otros ángulos que nos hicieran cuestionar su influyente veracidad para siempre. Ahí... me inicié escribiendo, ya que tuve que hacerlo en inglés. Esto y que no podíamos superar los 15 folios, me obligó a organizar mi mente de una manera sintética, esencial y precisa. Esto y que después de haber sanado la "amnesia parcial", que llevaba en mi cerebro por el accidente mío, desde los 15 años, (en aquella época, no te llevaban al médico de la cabeza así cómo así.) me indicó que mi oficio estaba en y con las letras, los colores, los mundos y submundos... Mi compromiso estaba claro. Tenía que empezar a escribir... pensando en compartir...seso y vida . No fácil. Da más apuro la palabra escrita que la escena pública!!! . Cuando a través de la palabra vas a intentar ordenar, lo almacenado, y olvidado por incomprendido.

Riesgo por arriesgarme a entrar en el mundo del entendimiento, sin filosofar, con y por amor a él. El arte es secundario, siempre lo ha sido. Sólo he tenido un único querer, y ha sido unificar lo separado, por roto, por desconectado o des-enchufado de nuestra más profunda conciencia de realidad. Humanidad por un tubo, eso he aprendido hasta ahora. Y, pese a haberme cagado en todo por haber elegido este destino, que cuando te crees que has avanzado, viene otra hostia y vuelta al principio. Cómo ya me han dicho, alguna vez, soy "libre" a pesar mío...y esta minúscula peculiaridad es la que nunca han aceptado mis queridos Romeos. Todos hablándome de libertad(es) y aquí la que la sufre y la goza, venga a defenderla. 





Publicar un comentario