Entradas populares

domingo, 15 de junio de 2014

30 años y 1 día, atando cabos

La de la bata blanca, con cinta roja en el pelo y gafas lilas, era yo con 18 años sentada en el sillón de skay de una residencia universitaria.

La de al lado, soy yo ahora, con 49.

La cara de la primera, es de susto total ante la visión de "lo que le espera,,, por vida y por oficio"
La cara de la de hoy... se refleja en  la posición de sus manos!!!  También en la mirada interna.

Mucha satisfacción por haber sobre-vivido sin título, sin familia, sin marido, sin trabajos demasiado fijos, sin coche,,,sin orden(es) religiosas,,, en ciudades grandes y pueblos medianos. Alegría en el pecho, con la respiración justa y las piernas des-cruzadas.

30 años aprendiendo a descubrir  mi centro.

Por tener vena roja=pensamiento sensible=talento creativo e inventivo, me matricularon (obligada) en la facultad de derecho. El primer día que pisé el cemento de aquel lugar, supe inmediatamente que no me integraría entre ellos ni con "centra-minas". Pero como no tenía otra salida... la parte del cerebro (sabia)...me susurró. "Tranquila. en este lugar, te vas a curtir! Salí de allí con solo una ley aprendida y por lo demás, vaya si me he curtido, pulido, instruido y domesticado desde entonces.

De una foto a otra,,, si consigo hilar el tiempo, tengo entre líneas toda una trayectoria (evolutiva) que me cuesta reconocer hasta a mí.

Voy a dedicar tiempo a reconstruir historia... es un ejercicio de salud mental que quiero hacer.
Publicar un comentario