Entradas populares

miércoles, 15 de enero de 2014

Caligrafíando Vitaminas para el cerebro

 Hoy he acabado con la ronda de los mecenas de Verkami. He cerrado un círculo de compromisos obligados cuando pides ayuda en € para materializar un proyecto. En mi caso el libro Vitaminas para el cerebro.

Cuando le planteé el proyecto, esta persona dudó profundamente de su viabilidad, cooperó y se mantuvo al margen del proceso. Es una mujer profunda-mente dedicada y ocupada en el campo de la psicología clínica y empresarial. Le llamé para comunicarle que ya teníamos libro y se alegró un montón. Puede que confiara poco en los trabajos cibernáutas, pero desde que la conozco siempre ha confiado y apostado por mi, por mi persona y por mi habilidad  con los colores y las letras.

Cuándo le he dedicado su libro, en silencio y concentrada en mente-rotu-papel me ha hecho un diagnóstico caligráfico. "Begoña tu letra fluye desde el centro. Total-mente equilibrada. Estoy conmovida por la parte que me toca. Me ha recordado la cantidad de caligrafías mías que había analizado y con la de hoy me he ganado el O = círculo.

La parte de su rentabilidad y los retos del presente futuro, también los hemos tocado, enfocado y puesto sobre la mesa los +- del tema en cuestión, que sigue siendo complicado pero ya sin marcha atrás.

Paz después de la lucha y es que las batallas que he tenido que afrontar con migo, con el entorno y con la naturaleza de la vida, han sido grandes y profundas. Algunas abismales, con letras de hasta 7cm rayadas, rayadas, rayadas...descolocadas a veces,  pero siempre con sentido. Uf! Qué tiempos tan duros! Las dos hemos coincidido que pertenecen definitivamente a un tiempo pasado. Estoy  viva,  empezando una carrera profesional a los 48 años y felicísima de tenerlos.

Cómo tiene sentido del humor, me conoce y es medicinal me ha dicho que en catalán de campo el tomillo se escribe TIMÒ!  Pulmón y corazón. y los del timo, plagio o estafa... ahí he de enfocar energía y más aprendizaje!!!

Un rato entrañable. Un proceso entrañable y un libro funky entrañable. Qué bueno!


Publicar un comentario