Entradas populares

sábado, 28 de diciembre de 2013

Pendientes de un hilo.

Y por aquí, todo pende de un hilo. Un estado de tensión y atención máxima al cambio de patrones de pensamiento que están cayendo y creándose.

Por no rular, no rula ni la red. pero sabéis que hay... silencio absoluto ante lo absurdo de lo evidente. Al menos desde mi ciudad, desde mi barrio, desde mi familia, desde lo más profundo se siente. Desde una quietud casi total, provocada por la depresión que vive el planeta, estamos en un momento en que hemos de borrar, olvidar, dejar atrás, no aspirar       a lo ya vivido. La sociedad llamada del Bien Estar, no estaba tan bien... si no no estaríamos como estamos... inmovilizados por tanta tontería.

No creo que el paso del avance,que no es otro que el de poder volver a CONFIAR, esté en que los gobernantes gobiernen... porque por lo que se ve a estos no se les ha explotado la burbuja-pompa como a los de la construcción.... Mucho trabajo por hacer y que lo resuelvan ellos. Nosotros, a centrarnos en conseguir de uno en uno su objetivo de este momento. A mini plazo, pero con esencia y conciencia dentro.

Saludos salados.
Publicar un comentario