Entradas populares

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Filipinas

Hoy escribo para mandar profundo silencio a Filipinas y a sus habitantes.

Esta mañana he llamado a Maricel, y le he preguntado cómo estaba ella y sus familiares de allí. Me ha contestado que su familia vive en otra zona, pero que todo el país está absolutamente trastornado por el paso del tifón más grande de su historia. Los que han sobrevivido no tienen dónde vivir ya que no ha quedado nada. Se desplazan cómo pueden a otros lugares dónde poder ser acogidos.


Hemos hablado de las prioridades de acción. La primera es encontrar a los desaparecidos y a los cadáveres de los muertos.

Es lo esencial ahora. Es lo esencial ante cualquier catástrofe. Dar sepultura a los muertos para que las familias y el pueblo filipino puedan empezar la labor de re-contrucción después. Estar en Paz, con los difuntos es prioritario para poder hacerlo.

Luego me ha dicho, que le da pena que a esas hermosas islas, se les conozca por lo crudo de sus fenómenos naturales y no por lo mucho de bueno que hay allí. Desde aquí, pienso en la mentalidad y cultura de gentes que saben del respeto a la vida y su espiritualidad ante la muerte.

Nos damos por enterados y no sabemos nada. Con esta re-flexión me quedo hasta mañana.


Publicar un comentario