Entradas populares

viernes, 30 de agosto de 2013

Elia y el mes 8

Hoy es el fin del mes 8. Agosto. El mes del sol central, fuerte, caluroso y extra-vagante por que sí. Ese dicho que dice que en Agosto se paraliza todo, es bastante cierto. La temperatura y el ambiente nos hace ir soltando todo intento de control mental sobre el dominio natural. Otro ritmo y otro sentir.

Hoy escribo desde Elia, la mujer que dijo sí al sol. Elia se sabe una nueva mujer. Elia recibe fuerza del sol para ser fuerte aquí y ahora.

Elia está cansada, muy cansada. Está canssada de pasar apuros, está cansada de estar en la sombra viendo como la estupidez del mundo existe a la par que la inteligencia del mundo. Todo está conectado. Todo es perfecto. Ella sabe esto y está cansada de las guerras de tener la razón y la verdad.

La razón la tuvimos hace tiempo y la perdimos porque a la tierra entera se le cayó un rayo del cielo y nos dividió en dos mitades. Desde entonces hemos estado luchando para convencernos unos a otros de que seguimos siendo los mismos, cuando en la realidad no fue así. La tierra se dividió en dos mitades, desde entonces todo se ha dividido por dos.

Dos polos(norte, sur)
Dos sexos(femenino-masculino)
Dos astros(sol-luna)
Dos divinidades (dios-demonio)


dos, dos, dos, dos colores, dos opciones, sombra y luz. Dos en el I-ching es la tierra, es lo receptivo, es lo fecundo, lo abundante. RECIBE PARA PODER DAR. De dónde recibe? Pues del cielo y el cielo dice que es hora de que volvamos al uno.

Uno, unidad entre lo que es dual=paz entre la división. Si los puntos se unen a la línea quizá avancemos y formemos una espiral de E'volución.

LO MISMO EN FORMA DE CUENTO

Al principio del principio la tierra era una bola, un globo, con un núcleo y una superficie extensa. Todo estaba conectado entre sí. todo se sujetaba por una fuerza la de la gravedad. El saberse conectado con la fuerza daba confianza, seguridad mismidad. Todos de la misma familia, todos del mismo nivel, todos evolucionando. Teníamos todo menos conciencia. Tuvimos conciencia y entonces vimos al tú, y el tú vio al mi...............a partir de ahí empezó la diferencia. Nos podiamos ver unos a otros con distancia. Nos distanciamos y nos separamos unos de otros para vernos mejor. Una vez divididos nos multiplicamos, nos crucificamos, nos "historiamos" hasta llegar al 0, que es el nº más moderno.

Hemos pasado mucho tiempo separándonos y ahora nos toca empezar a confiar que a los tues, les pasa exactamente lo mismo que a los yoes, y a los yoes de aquí lo mismo que a los yoes de allá. Somos una misma especie. Somos una especie animada. Somos todos humanos, seres vivos y humanos. Vivimos en la misma casa, la tierra y nuestra esencia no ha cambiado un ápice desde el inicio de la vida. Somos UNOS SERES DUALES, pero todos igual de duales. Si unificamos; amplificamos, aceptamos y dejamos de luchar por mantener la idea de que somos algo más qué células vivas en movimiento continuo y constante.

Ha sido un mes de trabajo, por lo que estoy contenta.  A esta élia, la inventé en el 2001 para poder escribir. Gracias Elia. Sigo pensando lo mismo qué entonces... pero ahora ya puedo compartirlo.
Publicar un comentario