Entradas populares

sábado, 22 de junio de 2013

micro relato 10

Este micro-relato lo envíe, cómo todos los que escribo a un concurso...  los otros son para la radio (ser), este era para el valle del Jerte, Extremadura.                                                  

-Oye cereza picota roja del valle del Jerte, ¿a dónde te llevan a ti?
-Yo voy a Finlandia, al país del Reno que vuela y viene en invierno. Mi dulzura, mi sol, y mi tierra le dan felicidad y fuerza.
-¡Qué bien!, yo soy manzana verde. Un poco ácida y dura de pelar.
-Pues yo soy divertida. Las niñas me suelen colgar de sus orejas para lucirme como pendientes, siempre vamos en pareja y hay veces que nos cocinan y nos convierten en pasteles de “teta”.
-Ya me lo han dicho las naranjas, qué de vosotras, picotas cerezas, no se desperdicia nada.
-Es verdad, hasta de nuestros huesitos se pueden hacer collares o usarlos como fuente de energía renovable y barata… somos cómo la tierra extremeña, de flor tardía y recogida temprana. Sólo te diré una cosa más antes de despedirnos. Ser cereza picota es dar amor a las bocas. Por eso la madre tierra nos protege y los humanos nos bien-dicen. Bueno, ¡buen viaje! Nosotras nos bajamos aquí, seguimos el viaje pero es hora de pasar a primera.


Publicar un comentario