Entradas populares

viernes, 7 de junio de 2013

Los del mono (micro-relato9)


Ordenaron que le pusieran una venda en los ojos. Después tapones en los oídos y una mordaza en la boca. ¡Ciego, sordo y mudo!, ideal para los de "la orden". Ya habían conseguido otro adepto para sus fines particulares, que no eran otros que dejar a los fieles sin sentidos y a la iglesia despoblada de inteligencia. Eso sí, a cada miembro le daban un llavero con la figura del mono sabio.

Publicar un comentario