Entradas populares

sábado, 29 de junio de 2013

El avaro

 El otro día llamé a una puerta y me abrió ¡Esto!. Otra vez <Ver> la cara de la avaricia me puso en guardia... Y mira que es fea aunque vista con ropa cara. Y mira qué todos sabemos que lo único que quiere es comerse y tragarse la buena fe y la esperanza. ¡Je!, me río, porque un día esta cara me pidió que le hiciera un cuadro, precisamente con este tema. El avaro, pidiéndome a Mí, que le bajara esperanza. Por supuesto que no le he hecho ni un esbozo. Claro que la conozco, la vivo, la tengo, pero ya no se la doy a quién ha elegido la codicia, el afán de poder y la voluntad de destruir la belleza, la bondad y el amor de la vida.

Otro pensamiento de mi libro Vitaminas para el cerebro es:

"Es idiota dar algo a alguien que te considera nada". 

Así, que a este tipo de personajes, ni un minuto de mi atención, ni un color de mi armario de colores, ni una nota armónica.....................................................Así es la vida. Elegimos y somos lo que elegimos.

Adios Avaros de mi vida....Me da igual vuestra suerte y fortuna, vuestras manos engarrotadas por no dar ni la hora y vuestros cerebros alienados por el poder de un oro qué os ha convertido en esto. Esperpentos de lo humano, enemigos acérrimos de lo divino. ¡Fuch!...

Toxicos a tope...................por favor emprendedores, optimistas, si os topáis con esta energía, hacer cómo yo, o se os merienda el sueño creativo, para engordar su avaricia, claro.
Otro aviso si todavía no conocéis este tipo de energía. El avaro ningunea, el avaro descalifica, el avaro está lleno de estrategias para evitar dar a quién le pida. 

!Qué bien lo definió Molier! 


Publicar un comentario