Entradas populares

jueves, 7 de marzo de 2013

Tia B


Hoy ya huele a primavera. Hablando de olores, voy a transcribir el último diálogo con mi sobrina B.  Va a p5, así que tiene 5 años recién cumplidos.

La sobrina B, vive en Pamplona. Lleva sin ver el sol desde Reyes, osea desde enero.

Hace poco fueron a Barcelona y volvieron a su casa. La llamé por la noche y esta fué la conversación:

-Hola, ¿Quién soy?.
- La tía B.
-¿Qué tal sobrina?
- Bien, muy bien. He estado en Barcelona... ¡qué calor, qué calor!
-¿Te gusta el calor?
- Si, me gusta mucho, pero huele a caca.
- ¡Claro, y por eso el calor le gusta a las vacas!

( segundos de silencio)

- Gran carcajada de la sobrina, que en esos segundos se ha imaginado a la vaca moviendo el rabo de contenta por oler la caca...

Y es así, con el calor se agudiza el olfato y queramos o no olemos mucho más.

El olfato es un sentido especial. Conecta con la memoria y nos hace re-vivir momentos pasados, con una actualidad imponente.

También es verdad que las ciudades grandes, con mucho coche, mucha industria y muchos containers, pueden ser tremendamente duras para el olfato.

De todas maneras, me quedo con la carcajada de mi sobrina, de las vacas y de todo ser con nariz...  en primavera todos los orgánicos empezamos a reír.
Otra cosa que me llamó la atención, fue el silencio de su cerébro antes de incorporar la imágen y reirse. A los niños hay que darles tiempo para que intégren la información. A los mayores también.

Por cierto, el cuadro que empecé ayer, en idioma p5, es un poco caca de la vaca. No importa nada. Mi lema creativo desde hace unos años es una cita de las brujas de Macbeth de Sakespeare y dice así: "Lo bello es horrible, lo horrible es hermoso, voy por la bruma y el aire asqueroso"... frase genial que también es kaotao...
Publicar un comentario