Entradas populares

domingo, 3 de marzo de 2013

El viaje de mis letras

Desde muy pequeña, y quizá por ser enfermiza, la pasión por la lectura y la escritura me ha perseguido toda la vida.

Los cuentos y leyendas me fascinan por su riqueza en imágenes y sus mensajes ocultos.

La novela, sobre todo de los clásicos (maestros ingleses y rusos), fueron mis compañeras desde los 11 años, hasta los 28. Después empecé a interesarme por los libros de ensayo.

La poesía, y los libros sagrados uno por uno, son mis amigos de mesilla de noche.

Tiene gracia, porque a los 35, tenía acumulada tantísima información, que empecé a tener lo que llamé el " estoque de Don Quijote"... Mi mente, veía en la calle, en el trabajo, en la casa, todas las ideas que había acumulado desde niña. Hay veces que hasta me reía sola... porque no podía creermelo.

En un golpe de decisión... sentí la necesidad de encerrarme para empezar a escribir en serio. Dejé mi trabajo formal y me puse manos a la obra. Era una locura, durante dos años y medio (2001 a 2003, escribía una media de 12 horas diarias...   ) Mi objetivo era escribir desde dentro, desde el no saber, desde la creatividad pura y dura. Para ello, dejé de leer, ¡ya no me cabía más letras en el hemisferio izquierdo de mi cerebro), dejé de ver la tv. No quise entrar en los medios informáticos y casi no salía de casa.

Escribía a destajo o a metros, como en las obras. Poco a poco, sin juicio, cómo ya he dicho antes tenía el mal del quijote... Todo se iba poniendo en orden. Al haber desarrollado, el ojo que ve sus propios pensamientos, flipaba ante  lo que una mente era capaz de hacer, de crear, de sentir, de soñar, de planificar...

Usaba mi energía femenina... y aprendí a estructurar lo que sirve y lo que no.

Curiosa-mente, después de haber escrito kilómetros... empecé a sintetizar los conceptos y las ideas. A partir de ahí, decidí que ese iba a ser mi estilo... la síntesis... La gente está atrapada en el no tiempo... yo pedí sentir su naturaleza. Mi conexión interior cada vez más fuerte. La disciplina diaria super anclada. Mi medicina... las labores domésticas.

Sí, era y soy capaz de escribir una novela en dos hojas. Un tratado de lo que se considera filosofía en dos líneas. ¡Uf!, qué placer, qué felicidad, qué éxtasis... ¡qué cansancio!

En aquellos años, escribí 4 libros. Dos completos... dos rellenables. Todos los he dejado reposar durante unos 10 años. Mi objetivo principal, es que mis palabras, mi esfuerzo y mi habilidad para jugar y crear con letras no dañara el mundo.

Los pensamientos tóxicos, los plagios, los rollos, los falsos textos y sobre todo lo que llamo (pajas mentales), me horrorizaban, así que por ética... no quería que lo pariera fuera motivo de confusión.

Una amiga, lectora profesional y médico de profesión, me dijo. -Begoña, guarda lo que has escrito. Has usado un lenguaje propio, original y sobre todo profundo. Espera a qué cambie el sentido del tiempo y verás cuándo los puedes publicar.

Ahora, ya está cambiando el sentido del tiempo. La crisis se está encargando de hacerlo. Puede qué publique, pero claro, me hace falta dinero. No me importa auto-publicarlo...auto gestionarlo, y venderlo... Es el siguiente empujón.

Libro 1 (Vitaminas para el cerebro)... Por tener tengo hasta la portada pensada.

Libro 2 ( 4 x 4) Pertenece al género absurdo, dentro de la lógica clásica. La intención: hablar cómo los hombres y cómo las mujeres... a través de diálogos rápidos...

Libro 3 (Abstracción poética)...poesía dura y pura.

Libro 4 (Todavía he de elegir el título). Este es especial. Describo el viaje de la vida, desde un lugar de la mente corazón, qué hasta a mí me sigue alucinando leerlo...

Son un pelín raros, no convencionales. También son (cura-cura), ya que han nacido del silencio.
Son cortos, pero super intensos... son musicales... misteriosos y bastante a temporales. Por eso no me ha preocupado guardarlos hasta ahora.

Así que quíen lea esta página, ya puede mandar onda... con un poco de economía los lanzo a la calle... para que tengan su propia vida.

Onda....................................................................me río, sonrío...............................me he apuntado a una peña de juego............................................haber si toca algo y publico lo concevido y parido estos 13  años.



Hoy, algunas personas que leen lo que voy escribiéndo, me preguntan... ¿cuánto has tardado en escribir este artículo?.........................................................................................La respuesta es toda una vida de dedicación, atención y silencio... o un momento.

Me sigue gustando mucho, observar cómo trabaja la creatividad en mi, y me sigue gustando ser doméstica. A la creatividad hay que atarla en corto... sino te vuelves majara y eso pesa y pasa. ¿Qué se le va a hacer?








Publicar un comentario