Entradas populares

lunes, 25 de febrero de 2013

para mi pequeña amiga Carme...


Carme, te conocí en un taller de energía corporal. Tú ibas con gorro después de una tanda de radio-quimio considerable. Yo iba para sacudirme los efectos devastadores de una depresión severa.

Las dos con la muerte en los talones. (químico-físico-psíquico). Ella en la treintena yo en la cuarentena.

A la salida de la primera (sesión) coincidimos en la tienda de ropa de los chinos de la c. Ramón y cajal. Nos miramos en silencio, sonreimos. Nos ibamos a dar un regalo por seguir intentando "estar aquí y no allá".

Caminamos juntas un rato y nos pusimos al día de nuestros últimos diagnósticos. De nuestra relación con la muerte. y con la medicina (tradicional y alternativa) 

A los tres meses nos volvimos a ver. Optimismo, confianza de que estábamos borrando y limpiando el impacto de las enfermedades, en nuestros cuerpos físicos. Las dos bastante mejor.

No hablábamos, las dos sabíamos que nuestra intención era, limpiar, borrar, eliminar... sus células malas, mis estados de ánimo submarinos...

Otro encuentro sorpresa, fué paseando a nuestros perros... tu con pelo, yo habiendo adelgazado 25 kg.  Las dos de alta.

Tu siguiente revisión ( el cancer estaba extendiéndose por todo el cuerpo).

Mi siguientes efectos... tenerme que abrir toda la encía de la boca...4 intervenciones unos 80 puntos, más la irritabilidad que proboca el ir al dentista. Un ex amigo de mi pasado, viene y me roba, espíritu feo y pestilente que manipula a la peña para no dar golpe....Salgo de ahí, sin volver a tener el cuadro nervioso en peligro. Dominio de la ansiedad, el miedo y el recuerdo ¡uf!. Me diagnostican una epoc. y otra limitación a tener en cuenta.

Nos miramos. Ví que tu cuenta atrás había empezado.te quedaba poca vida. Las dos sentimos frío y ese lenguaje claro, que usa la muerte. Las dos de acuerdo con que hay que mirarla de frente. Una vez que la lucha no tiene sentido, la aceptación te lleva a un final consciente.  Te fuiste a Onteniente con tu familia...


Hoy "el teu company" Abrham, me ha mandado un correo, diciéndome que ya has cruzado el límite de la vida y estás en el otro lado.

Carmen, karma...  tengo penita dentro. (lo mejor de nosotras: nuestra visión sobre la vida, la muerte y la vida) . Así que allá dónde esté tu centro, está tu esencia... Consciente de esto, la pena se convierte en paz. Me ha gustado conocerte. Un abrazo inmenso, de mi para ti.

Pocas palabras, mucho sentido, siempre firmeza y una sorisa final Las dos compartimos nuestros mundos, nuestros estados, nuestro proceso de aprendizaje, nuestra sensibilidad.
Publicar un comentario