Entradas populares

viernes, 8 de febrero de 2013

¡ojo!

¡ojo con los titulares de la salud!

Por experiencia, sé, que no todos los que tienen el título de defender la salud, tienen el don.

Antes, hablé de la co-responsabilidad... y la mayor responsabilidad es tener la capacidad de elegir, si tienes alguna enfermedad, quién puede ayudarte.

Es triste, pero hay médicos, farmacéuticos y titulados en ámbitos médicos, que han olvidado su juramento hipocrático. Juran trabajar o vivir para dar salud y queriendo o sin querer,  cronifican al enfermo para llenar hospitales, consultorios e industrias farmacétuticas. 

Espero que los recortes... sirvan para qué haya una limpieza esencial de este error de base.

En mi caso, he padecido, ser objeto de estudio (cuando tenía células cancerígenas).

He sabido, lo que es un psiquiatra corrupto (teniendo un currículum de esos que tiran para atrás).

Fui a él, simple-mente por cansancio cerebral <profundo> y me indujo en una profunda depresión.

Su método de ganarse mi confianza: PIGMALIONICO = seducción= afan por rehabilitar al paciente a su imagen y semejanza. Objetivo; poner a la enferma en el aprieto de dudar si el Dr. que tiene en frente es su médico o su próximo amante. Su nombre: Paco. Para unos apodado "El apostol", para unas cuantas pacientes (un degenerado).

Mentos mal, que se murió en medio del tratamiento. Fui a verle al tanatorio y fríamente, le miré y me quedé tranquila. Ya no haría + daño a más gente.



Los hay que curan y los hay que matan... ante esto, hay que estar atentos. 



Dentro del múndo de los alternativos, el ¡ojo!, a de ser igual de precabido. Abundan los fantasmas, charlatanes y confundidos.


Publicar un comentario