Entradas populares

jueves, 24 de enero de 2013

El principio

La comunicación es un tema pendiente.

En el año 2001, experimenté el silencio en medio de una gran ciudad. Trabajé intensamente. Letras, absurdo, pensamientos chispeantes, historias "sana,sana", algún disparate y sobre todo una concentración espectacular.

Me enamoré del silencio y me fui a vivir a un pueblo de mar. Allí descubrí el lenguaje de los colores, del agua, del viento, de las rocas y sobre todo el lenguaje de los pescadores, obreros, abuelas y niños... monté una escuelita para ellos.

Junto con los colores, aprendí la fuerza de sus emociones y empecé a pintar. Sin saber, con material escolar y con ganas de sacar la fuerza física que requiere la brocha, los lápices o los pinceles. 

El viaje seguía exigiéndome más silencio. Caminé durante días, y días, regalando dibujos y escritos a la gente y a las casas dónde dormí.

Otro cambio de destino, Tarragona. Cambié el trabajo con los niños, por el de deficientes psíquicos. !Otro gran lenguaje!

Después me quedé callada. Es otra forma de comunicación. Quizá la más extraña que he experimentado. Cambió el sentido del tiempo, perdí los registros adquiridos, tampoco la historia tenía importancia... Muda, durmiendo despierta y viviendo dormida... solo tenía lo que llaman conciencia, que me decía... vive dentro de lo no comprensible y comprenderás el lenguaje más complejo de todos. El tic, tac del corazón... el sonido de la vida, lo más simple. Lo más vacío, lo más aterrador y a la vez lo más alucinante.



Luces dentro de la casa en obras! esto es kaotao!
Publicar un comentario